jueves, 15 de septiembre de 2016

La influencia de los líderes efectivos

Rubén Parlagreco
En el contexto de un libro de liderazgo que estoy escribiendo con mi amigo Fernando me pide que le escriba un texto de 500 palabras para uno de los capítulos, sobre influencia... jeje

Acá les comparto mi respuesta:

Fer, me pedís que te escriba 500 palabras más ni nada menos que sobre la influencia de los líderes. Lindo desafío. Solo en estos dos renglones escribí veintiocho.

El verbo influir esta bastante vapuleado y definitivamente tiene un mal servicio de marketing contratado. Influir esta relacionado en muchas cabezas a manipular o a hacer que los demás hagan cosas que no quieren, o a lograr que alguien realice actividades fuera de ley. Fui mal influenciado. Aha!!!!!!! MAL influenciado… exacto!!!! Acá tenemos la clave. Porque el líder efectivo influencia sobre los demás de manera POSITIVA querido lector. ¿Alguna vez estuviste frente a alguien que te inspiro respeto, o deseos de hacer algo positivo? Hagamos memoria, seguramente en algún momento de tu vida o en varios haz tenido la oportunidad de toparte con alguno de ellos.

Te cuento una anécdota de mi amplio repertorio: (si leíste Soy Éxito ya estarás acostumbrado)
En segundo año de mi escuela secundaria teníamos una maestra de música que era muy viejita, yo creo que aún daba clases por ser tía de Juan Sanadonio Rector del Instituto Tomás Devoto de Villa Urquiza, en la Capital Federal de Argentina.

Esta mujer de estatura pequeña, tal vez por su avanzada edad, solía utilizar una red para sujetar su cabello. Uno de mis compañeros tenía como diversión personal, arrojarle avioncitos armados en hojas de carpeta que con gran puntería lograba que quedaran enganchados entre su pelo y su red sujetadora. Claramente esto era motiva de muchas risas en el aula. Un día, aproximadamente en el segundo mes de clases, este muchacho decidió dar un paso más allá en su broma y arrojarle el avioncito prendido fuego. Y como de costumbre logró su objetivo. Ese día descubrimos que nuestra maestra de música usaba peluca, ya que en un movimiento con agilidad de prestidigitador, llevo su mano a la cabeza tomo su red y su pelo. Lo arrojo al piso y empezó a zapatear sobre el para apagar el pequeño incendio. Este hecho parece haber sido el límite que esta pobre mujer necesitaba ya que al rato nos avisaron que había renunciado y que nuestro curso contaba con un alumno menos.

¿Qué tiene esto que ver con la influencia podrás preguntarme con mucha razón? Tranquilos ya llega.

La siguiente semana cuando nuevamente nos tocaba la clase de música, la expectativa era enorme. Estábamos sentados en el aula junto al preceptor que nos cuidaba, haciendo lo que los adolescentes hacen cuando están expectantes. Conversábamos  nerviosamente, especulando con si tendríamos hora libre o sobre si habrían conseguido un/una suplente.

De repente a lo lejos se comenzó a oír el sonido de una guitarra de cuerdas sonando a los lejos. 

Creímos que seria de alguna casa vecina ya que en los ochenta en argentina dudosamente alguien tocara una guitarra en un instituto privado de enseñanza secundaria. Pero el sonido se acercaba y se empezaba a distinguir la melodía. Cosa que hacia más improbable que fuera en nuestra escuela. Lo que se oía era Susy Cadillac, una famosa canción de moda en aquellos tiempos del famoso grupo Riff liderado por el GRAN PAPPO Napolitano. ¿Rock & Roll en lo años de dictadura en un colegio secundario?

Pero para nuestra sorpresa, la puerta del aula se abrió estrepitosamente, golpeando contra la pared. Cuando salimos del shock vimos que aparecía en el aire una suela de zapato muy grande. Y cuando digo muy grande es muy grande. Créanme. Ese zapato venia acompañado de un jean y una pierda larga que terminaba en una cintura que esta por debajo de un pronunciado abdomen que sostenía una guitarra, que era tocado por extraño ser de unos metro noventa de estatura, de barba candado y pelo largo hasta la cintura que no dejaba de rasgar como un condenado, la melodía de Susy Cadillac en aquella guitarra que colgaba de su cuello. Revoleaba la cabeza de atrás hacia delante como si estuviera en el mismísimo estadio más grande del planeta junto a una enorme banda de rock & roll. ¿Podrán imaginar lo que era mi curso? Un detalle que omití es que era un curso mixto. Estábamos todo en éxtasis absoluto. El mismísimo Dios estaba frente a nosotros, encarnado en aquel famoso rock star, ¿que vaya uno a saber porque tocaba para nosotros aquel día?

En un momento termino de tocar y dijo: ¿Que canción acaban de oír? Podrás imaginar querido lector que nos salimos del cuerpo por responderle. Sussy Cadillac!!!!! Se oyó casi a coro. ¿Qué grupo la toca y quien su líder? Riff!!!!! Pappo!!!!! Se oía entre mezclando voces femeninas delirantes con voces masculinas que solo deseaban mostrar quien gritaba más fuerte.

Nos miro a todos y luego dijo con solemnidad: Mi intención es que de igual manera puedan responder cuando oigan a Mozart, Vivaldi, Hendel y otros grandes de la música. Saco de un bolso que no habíamos visto, una grabador, abrió la tapita de los cassettes, saco un cassette de su bolsillo, corriendo un poquito la guitarra lo guardo, cerro la tapa y puso play. ¿Alguien reconoce la melodía? Nos mirábamos todos sin entender nada? Luego dijo: Si esta melodía representara una estación del año cual seria? ¿Otoño?, ¿Invierno? Verano? ¿Primavera? Vamos sin temor, a Uds. que les parece, dijo y nos miro. Algunos balbuceamos, medio como preguntando… ¿Verano? Otros con timidez dijeron: ¿primavera? Al oir primavera grito a viva voz: SI PRIMAVERA EXACTO oigan los instrumentos como bailan como mariposas en primavera. Y los pájaros y la frescura.

Este profesor es uno de los que más recordamos con mis compañeros de secundaria ya que nos marcó a fuego con su pasión y su estilo diferente. A muchos de nosotros nos llevo a interesarnos más sobre la música por ejemplo. En mi caso, mucho de mi estilo cuando dicto seminarios, doy conferencias y cuando escribo esta influenciado por su estilo desenfado pero muy profesional de mostrar la enseñanza para que cada uno pueda tomarla. Rubén Parlagreco es uno de los líderes que más han influenciado en mi vida a temprana edad. El realmente marco una gran diferencia a favor en mi vida. Con su estilo, su amor a la música, su pasión para transmitir conocimientos, su creatividad para dar la clase. (Con el fuimos al teatro a ver La Traviatta, oimos infinidad de grandes maestros en clase, aprendimos sobre adagios y otras yerbas.

El líder efectivo, definitivamente influencia a su entorno de manera positiva, a veces inspira, otras contagia, otras transmite. Pero siempre nos influencia y nos transmite la energía de querer hacer algo. 

El tiene muy claro ¿Para qué? hace lo que hace. El quiere que nosotros sepamos la importancia de lo que nos pide.

Podemos mirar a nuestro alrededor y veremos que la posición que ocupe una persona, su cargo, su titulo o sus experiencias poco tienen que ver con quien realmente esta al frente del asunto. En todos los sistemas en los que estamos involucrados, hay personas que siguen y hay personas que guían. 

Pero: ¿Qué es lo que define a los que guían?

La respuesta para mi son una serie de características que paso a describir brevemente: (Ya se, que me pase un poco de las 500 palabras, pero la anécdota creo que es efectiva a modo de ejemplo. ¿Verdad amigo lector?)

El liderazgo que tiene sobre si mismo
Las personas solemos reconocer intuitivamente a las personas que tienen congruencia entre lo que dicen y lo que hacen.

Carácter
Los que guían suelen guiarse a si mismo primero hacia su propia visión, haciendo lo que hay que hacer más allá de su propia comodidad o placer. Forjan su carácter.

Tienen relaciones claras y sanas
Los lideres efectivos suelen entablar relaciones con mucha facilidad. Pero no se queda en la superficialidad, sino que desarrollan estas relaciones. Las alimentan e invierten tiempo en ellas, porque realmente así quieren hacerlo.

Tienen conocimiento real
Los lideres efectivos suelen tener amplio conocimiento de las organizaciones a las que pertenecen y se ocupan de conocer a las personas más allá de sus puestos. Estos lideres utilizan su conocimiento para potenciar y sumar valor a estas organizaciones y personas. Es necesario comprender los diferentes factores y situaciones que acontecen para poder tener una mirada a futuro efectiva. Suelen ser lideres que utilizan todo para aprender, crecer y edificar las relaciones.
Son permeables y prestan atención a su intuición.

Suelen estar presentes con sucesos de índole intangible, como un gesto, una mirada, palabras que se dicen sueltas etc. Le prestan atención a lo que su cuerpo les dice en diferentes situaciones y lo utilizan como una variable más, aparte de los datos duros.

Experiencia
Suelen tener experiencias variadas en diferentes áreas laborales como de vida. Comúnmente solemos decir, tienen calle. Pero no solo tienen calle, sino que usan esa experiencia a favor de la organización, mezclándola con la experiencia de sus estudios y aprendizajes en otras organizaciones. Aunque la experiencia no hace a la credibilidad que puedan recibir, les dá una chance más, para demostrar su capacidad.

Capacidad
Tienen la capacidad para hacer lo que dicen que harán y lo hacen. Esto es una de las razones más contundentes por los que las personas decimos seguir a un líder. El hace realmente. Sus palabras y sus hechos tienen tal congruencia que nos motiva e inspira para seguirlo y escucharlo.


Me excedí un poco en la cantidad de palabras, lo sé. Sucede que realmente consideré oportuno darle importancia a este asunto de la influencia. ¿Querido, lector, recuerda algún líder que haya influenciado positivamente en su vida?

Como siempre, deseo que te haya gustado esta entrada pero más deseo que te sea de utilidad

No hay comentarios: